Inspiratoria

LOGO 2

Francisca Silva, Gerenta de Desarrollo de Talento y DEI en Teck Sudamérica: “Hay que pensar en el desarrollo equitativo y participación de mujeres en cargos de toma de decisión”

Francisca Silva, Gerenta de Desarrollo de Talento y DEI en Teck Sudamérica: “Hay que pensar en el desarrollo equitativo y participación de mujeres en cargos de toma de decisión”

Siempre es un placer entrevistar a grandes mujeres que destacan en industrias masculinizadas como la minería y conocer cómo su presencia en estas organizaciones son un paso gigante en pro de la equidad.

Francisca es Gerenta de Desarrollo de Talento y DEI en Teck Sudamérica, y su pasión por el desarrollo humano y la creación de equipos inclusivos la ha impulsado a alcanzar nuevos niveles de excelencia.

Con más de una década de experiencia en diversas industrias y una formación especializada en desarrollo de talento, cultura organizacional, terapia sistémica y liderazgo adaptativo, su objetivo principal es agregar valor a través de un trabajo dedicado y fortalecer la colaboración entre equipos para lograr resultados sobresalientes.

Cada día, es motivada por la oportunidad de compartir sus experiencias y pasiones con el equipo de Teck, contribuyendo así al crecimiento y la diversidad de la organización. Explica: “Juntos y juntas podemos lograr grandes cosas, y para generar cambios significativos, el avance paso a paso y en equipo es la clave del éxito”.

¿Cuál es tu percepción sobre la importancia de implementar programas de liderazgo para fomentar la equidad en las empresas?

Como líder de diversidad equidad e inclusión junto con desarrollo de talento, creo firmemente en la importancia de implementar programas de liderazgo para fomentar la equidad en las empresas, especialmente si tienen un foco dirigido al liderazgo inclusivo y al trabajo respetuoso. Estos programas no solo promueven la igualdad de oportunidades para todos los empleados, sino que también generan un ambiente laboral más diverso, balanceado y productivo. Al capacitar a líderes con habilidades para reconocer y valorar la diversidad, estamos construyendo una cultura organizacional más sólida y preparada para enfrentar los desafíos del mundo actual. Además, fortalecen el compromiso de la empresa con la responsabilidad social y contribuyen al desarrollo sostenible de la industria minera en Chile.

¿Cómo crees que estos programas de liderazgo pueden impactar positivamente en la cultura organizacional y en el desarrollo del talento en una empresa?

Estos programas generan un liderazgo con impacto, que permea significativamente en la cultura organizacional al fomentar un ambiente de inclusión y respeto mutuo. Hemos notado un cambio en cómo hombres y mujeres cada vez son más conscientes de sus actitudes, sesgos, y conductas, y de cómo se dan feedback mutuo en base al respeto.

Asimismo, al educar y concientizar al grupo de liderazgo en comprender y valorar la diversidad, se promueve una cultura donde todos y todas se sienten valorados y apreciados por la Teck, lo que impacta en un ambiente más positivo de trabajo,

Por otro lado, al impulsar el desarrollo del talento, estos programas como mentoring, formación de talento joven, liderazgo inclusivo, entre otros, ayudan a identificar y nutrir el potencial de cada individuo, lo que conduce a equipos más diversos, creativos y eficaces. En resumen, estos programas no solo fortalecen la cultura organizacional, sino que también impulsan el crecimiento y la innovación dentro de la empresa.

¿Cuáles son algunos de los principales desafíos que enfrentan las empresas al tratar de implementar programas de liderazgo para la equidad en América del Sur?

De acuerdo con la experiencia que hemos tenido en minería en América del Sur, creo que uno de los principales desafíos ha sido romper con preconceptos propios de la cultura latina, donde en general, es el hombre la figura de autoridad principal. Adicionalmente, en la Minería Chilena por ejemplo, recién en 1996 se eliminó del código laboral la ley que impedía el ingreso de mujeres a faena. Por lo tanto, estos cambios requieren años de gestión del cambio y concientización. Recién a esta fecha en la gran minería en Chile contamos con un 17% de mujeres, por lo que aún queda mucho que hacer, no solo a nivel de inclusión si no también de seguir generando ambientes de trabajo preparados para recibir a las mujeres y hacerlas parte como cualquier otro empleado de la organización.

Adicionalmente, con cualquier innovación que queramos generar, sobre todo si es desafío adaptativo tendremos resistencia al cambio y debemos ser conscientes de cómo liderar eso.

En tu experiencia, ¿cuáles son las prácticas o iniciativas más exitosas que has visto en empresas para promover el liderazgo equitativo y diverso?

Al menos en Teck, empresa minera con un 27%, creo que ha sido clave un compromiso firme por parte de la alta dirección, la dedicación de recursos adecuados y un enfoque continuo en la educación y la sensibilización sobre la equidad y la inclusión en el lugar de trabajo.

Por otro lado, una buena práctica es generar indicadores a nivel ejecutivo que nos permitan tener información para tomar decisiones en los procesos de sucesión. Cuando compartes los números de cada área al equipo ejecutivo, y ves el progreso en el desarrollo de talento femenino y diverso, se genera una suerte de competitividad positiva, donde todos quieren ser parte del cambio.

Adicionalmente, todo esto debe ir de la mano con una estrategia y planificación que permita llevar al negocio a cumplir tanto los objetivos de personas como operacionales.

Cambiando de tema, con la conmemoración del 8 de marzo, ¿Cómo crees que las empresas pueden conmemorar de manera significativa este día en términos de promoción de la equidad de género y empoderamiento de las mujeres en el entorno laboral?

El 8 de marzo es un día de manifestaciones en todo el mundo, que busca reivindicar la igualdad, hacer un análisis de la situación de las mujeres, reconocer los logros y avances, y evaluar nuevos caminos. En Teck , lo vinculamos a nuestros valores, que son los promotores de nuestra conducta como ”somos Responsables y valientes: Hacemos lo correcto, incluso cuando es difícil o se requiere una acción enérgica”.

A pesar del aumento en la participación de mujeres en la industria minera, aún quedan varios desafíos para seguir aumentando su presencia en el sector. Una de las buenas prácticas es contar con políticas y estándares que promuevan la equidad de género. Así mismo, reconocimiento de días significativos, generar alianzas con otras compañías y ONGs; educar y concientizar a las personas con talleres, focus group, incluir la temática en el onboarding, en los cursos de liderazgo, etc. Además, hay que pensar en el desarrollo equitativo y participación de mujeres en cargos de toma de decisión.

Related Posts